Halloween

Me dieron ganas de escribir un post sobre Halloween , una fecha que “por alguna razón” no es muy celebrada en nuestros países, tal vez las iglesias tienen algo que ver…, Me gusta este dia, las películas de Terror, los episodios de Los Simpsom en Halloween, los últimos días del colegio, aunque… al terminarse octubre me hago un año mas viejo…el 1ero de noviembre cumplo años… mmm, noche de Halloween, bueno volviendo al tema según la Wikipedia los orígenes Celtas de Halloween se remontan hace mas de 2500 años cuando el año celta terminaba el 31 de Octubre, los espíritus podían salir de los cementerios y tomar el controlo de los vivos para poder revivir, para que nos les hicieran el juego los celtas ensuciaban sus casas (que cochinos) y las decoraban con huesos, cosas de muertos y mas, para supuestamente asustar a los fantasmas.
Y de las calabazas
Se dice que las brujas utilizaban los cráneos de las víctimas humanas y las adornaban con velas en su interior. Pero realmente el origen de las calabazas fueron los nabos, que se vaciaban para introducir una brasa en su interior, e iluminar el camino a los muertos que venian a la tierra esa noche.
Bueno si quieres leer el articulo en la Wikipedia esta aquí [Clic]  , muy interesante.

250px-jack-o-lantern_2003-10-31.jpg

Feliz  Halloween aunque no lo celebres!!!

 

by: RY

Sin Comments

  1. m... 31 octubre 2007 at 10:28 PM -

    : l estamos en Mexico

  2. psp2007 LT 31 octubre 2007 at 10:29 PM -

    SALVAJE ASESINATO
    Hace unos años en el pueblo de La Eliana, Valencia, una mujer pasaba unas horas en casa de unos amigos a los que tenía especial cariño por lo amables y atentos que eran. Los conocía desde no hacía mucho tiempo y estaba en esa fase en la que quieres pasar mucho tiempo con las nuevas amistades. Generalmente las horas se pasaban tan rápido que la mujer a veces se quedaba a cenar con ellos, previa llamada telefónica a su casa para avisar que le habían invitado y que la esperaran un rato más tarde. Aquellos días eran de auténtico relax, disfrute y mucha amistad.
    Un día entre semana, en compañía de aquellos amigos, miró el reloj y dijo que se iba a marchar un momento a recoger a su hija al tren pero que luego volvería para pasar un rato más con ellos. Cogió su coche y se marchó a la estación del tren.
    Su hija, llamémosle A., había llegado apenas tres minutos antes y al ver que no había nadie para recogerla se le ocurrió pedirle a un amigo que vio en la estación que la acercara a casa. Los coches debieron cruzarse y la madre llegó a la estación. ¿Por qué se quedó esperando al próximo tren? no lo sabe ni la propia madre. Podía perfectamente haber regresado a casa de sus amigos o a su propia casa para verificar que su hija había perdido el tren, pero en vez de esto se quedó en la estación, dentro de su propio coche… esperando.
    Y esperó tanto que cuando llegó el siguiente tren y vio que la hija no bajaba de éste, arrancó el coche y se marchó, pero MIRÓ EL RELOJ y decidió que por esta noche se iría directamente a casa. Mañana ya volvería a disfrutar de sus amigos.
    En casa se encontraron madre e hija. La madre le confesó a su hija que de no haber quedado con ella en el tren o, más aún, de no haber esperado al siguiente tren, seguramente aquella noche la pasaría cenando en casa de tan interesante matrimonio. No lo dijo enfadada, mañana podría verlos otra vez.
    Al día siguiente la hija, su hermana y el padre de ambas cogieron el coche para marcharse a la capital a trabajar. Justo cuando salían sonó el teléfono que cogió la madre y no les dejó marcharse. “Era la hermana de xxxx (su amiga, la señora del matrimonio), dice que está preocupada porque no cogen el teléfono. Pasad por allí a ver si ha pasado algo y luego me llamáis para que le diga qué pasa”.
    Así, salieron de su casa y se dirigieron hacia la casa del matrimonio. El padre aparcó el coche, la hija A. bajó de este y vio la verja ENTREABIERTA. Dentro estaban los coches y parecía que todo iba bien. Al llegar a Valencia llamaron a la madre para decirle que daba la impresión de que estaban a punto de salir dado que la puerta ya estaba abierta, pero que no habían llamado.
    Poco más tarde la mujer recibió de nuevo una nerviosa llamada telefónica de la hermana que no sabía nada. Por favor -le pidió- ve a ver qué pasa. Este matrimonio tenía que haber ido a recoger a la señora del teléfono al hospital, donde estaba ingresada desde hacía unos días, aquella misma mañana y no daba señales de vida.
    La mujer, (madre de A) cogió su propio coche y se dirigió a la casa de sus amigos. Al llegar vio también la verja entreabierta y los coches dentro de la parcela particular. Entró llamándoles por su nombre de pila (que obviaré aquí por respeto) y llegó hasta la puerta de la casa. Aquella puerta también estaba abierta y mientras les llamaba en voz alta siguió entrando… hasta la cocina. No había nadie. Entonces giró la cabeza y sus ojos vieron algo que casi se negaron a creer. Al otro lado, en la habitación matrimonial, dos cuerpos yacían asesinados. Él, atado con cuerdas y la cabeza cortada al parecer con un hacha; ella, atada y con un pañuelo en la boca, parecía que se hubiesen ensañado con la mujer especialmente.
    La mujer gritó hasta quedarse afónica “llamen a la policía” y así salió de la casa llorando y pidiendo ayuda. Cuando llegó la policía, uno de los oficiales que entró tuvo que salir a vomitar. Tras la investigación se le dijo una cosa muy importante a la madre de A. “quienes asesinaron a la pareja no querían testigos, de haber pasado aquella noche cenando con ellos hoy no estaría con vida”.

    Reflexionemos:
    – Si A. hubiera esperado a su madre en la estación, ésta, tras dejar a su hija en su hogar hubiese vuelto a casa de sus amigos porque le sobraba tiempo.
    – Si la madre hubiese ido a casa a comprobar si su hija estaba en casa, al estar ésta tan cerca de la de sus amigos, habría ido a cenar con ellos.
    – Si la madre no se hubiese quedado a esperar al próximo tren -de modo que se le hiciera tarde-, se hubiera ido de nuevo a ver a sus amigos.

    Según la investigación policial aquello pasó en la misma noche, no se forzaron las cerraduras, quienes entraron conocían a la pareja, y la madre de A. estaría muerta.

  3. psp2007 LT 31 octubre 2007 at 10:43 PM -

    El callejón maldito

    Todo esto sucedió en un pueblo ubicado cerca del puerto de Veracruz, llamado La Única, nombre puesto porque sólo había una tienda de verduras.

    Se cuenta que al principio de 1800 en ese pueblo existía una señora a la cual la gente del pueblo no quería puesto que decían que era una poseedora de maldad y magia negra, así que para sacarla del pueblo llamaron a muchos sacerdotes, los cuales fueron muriendo poco poco, uno a uno, así que el pueblo decidió sacarla entre ellos y quemarla. Así sucedió, pero antes de morir se dice que hizo un conjuro y maldijo el pueblo.

    Cuentan que años después, unos jóvenes trabajaban en la agricultura (entre ellos el papá de mi abuelo), tenían que pasar todas las mañanas por la calle donde existía esa señora,y resulta que un día mi bisabuelo no pudo ir (no recuerdo la razón), así que sólo fueron sus amigos.

    Se dice que eran como las cinco de la manana (en aquellos tiempos se acostumbraba levantarse temprano), sintieron miedo y pánico acompañado con un sudor frío recorriendo cada parte del cuerpo de los jóvenes al entrar en esa calle. Uno de ellos sintió cómo una flecha le atravesaba el cuello y lo dejaba inconsciente, pero entre sueños recordaba la imagen de una hermosa mujer cubierta por una capa larga y negra, que en pocos segundos ha convertido el hermoso rostro en un maléfico demonio, destrozando a sus companeros, y dejándolos sin ninguna parte de su cuerpo unida.

    Unas horas después ya había amanecido, y encontraron al joven inconsciente y toda la calle llena de sangre, pero al despertar el joven empezó a dar gritos de locura. A consecuencia de esto se suicidó tres años después dejando su alma vagando, y por esa razón cerraron la calle para siempre. En estos tiempos nadie pasa por ahi..

  4. psp2007 LT 31 octubre 2007 at 10:46 PM -

    La leyenda del degollado de la noria

    Aquí tengo yo un pequeño relato que es muy real, me lo contó una señora amiga mía cuando era pequeña, solo que he cambiado los nombres, y el lugar, ante todo por respeto a su memoria, sin embargo doy a conocer su historia ya que estoy segura a ella le hubiera gustado así, pues ella era magnífica contando historias de horror.
    Aún recuerdo como si fuera ayer aquellos días idos de mi infancia. Al salir de la escuela primaria, siempre me aguardaba la vieja carretita de dulces de doña María.
    Parece que la imagen quedó estática después de tantos años, y hace apenas tres días de que ella falleciera.

    Doña María siempre me esperaba afuera de la primaria, cargando su mercancía de dulces y juguetes de plástico barato. Recuerdo su sonrisa y su voz hablándome suavemente, siempre alegre.

    Solía ayudarle a recoger sus cosas y la acompañaba cuadra y media hasta su casa. Era una casita hecha de ladrillos y lámina, vivía sola y con el recuerdo constante de su marido, fallecido hacía siete años atrás.

    Al llegar me invitaba a pasar, me ofrecía café con galletitas y se ponía a hablar conmigo horas enteras, yo nunca me cansaba de escuchar las mil vivencias de doña María, tenía una forma de relatar lo vivido que sentías como si estuvieras ahí.

    A veces me quedaba ayudándole en un puestecito que tenía en la esquina, y cuando oscurecía le pedía a doña María que me relatara cuentos de espantos, y ella presurosa me decía de las luces que se miraban en el panteón de su pueblo cuando era niña, y también de las veces que en el monte había escuchado los lúgubres lamentos de la Llorona, pero había un relato en general que me llamaba bastante la atención.

    Este era la leyenda de “el degollado de la noria”. Cada vez que le pedía que me contara la historia, ésta se persignaba.

    Fueron tantas las veces que escuché este relato que me atrevo a decir que me lo sé de memoria, y casi parece que escucho a doña María a mi lado.

    “Estando yo chamaca un poco más grande que tú, mi madre me envió a la noria con una de mis tías, para que le ayudara con el “negocio” (limpieza de la casa), porque ella no podía ni con ella misma, pues días atrás se había caído y desde entonces ya no pudo mover las piernas. Sabía muy bien yo que mi tía no iba durar mucho entre los vivos, y al parecer también lo sabía Vicente, mi primo, que no más supo que mi tía Francisca estaba encamada y luego, luego se dejó venir como zopilote.

    Nunca me agradó Vicente, jamás había procurado la salud de mi tía, no más la andaba rondando para quedarse con el terreno y las dos casas. Tampoco yo le agradaba mucho a él, que me tachaba de metiche y arrimada, y se pasaba haciéndome malas caras, yo ni lo volteaba a ver, encogía los hombros y lo dejaba soltar su veneno.

    Pero la gente mala siempre termina por recibir su merecido, y a Vicente le tocaba el turno.

    Una noche llegó borracho, gritando, pateando y maldiciendo, mi tía que era una persona de carácter recio, lo corrió y lo envió a la otra casa, este enfurecido le gritó que ya era hora que se fuera muriendo, que no podía seguir aguantándola, ¿te imaginas, decirle eso a tu madre? Pero bueno, de él podías pensar lo que fuera.

    Y se fue Vicente, tambaleándose de borracho, y a lo lejos aún se podían escuchar sus gritos, maldiciéndonos a las dos.

    Al día siguiente, cuando salí tempranito en la mañana para comprar las tortillas, me topé con un grupito de señoras, que espantadas admitían haber escuchado la carreta de la muerte la noche anterior, yo paré la oreja para escuchar lo que decían, y me asusté bastante, ya que aseguraban que cuando la carreta se escuchaba rondando por las empedradas calles de la noria, de seguro alguien no tardaba ni tantito en morirse, enseguida pensé en mi tía Francisca, y de un salto me fui que vuela a la casa. Al regresar la encontré en su recámara, como siempre, le pedí disculpas por no haber traído las tortillas y le expliqué de lo que había escuchado, y ella me dijo que todas eran unas viejas gallinas que se espantaban hasta de su sombra, que no creyera en semejantes cuentos, por que no dejaban nada bueno.

    Esa tarde regresó mi primo a la casa furioso, le dijo que tanto fue a tocarle la puerta, que para que lo corría si le iba a estar rogando que volviera. Ella sorprendida le dijo que cómo podía ir si no podía caminar, y él le dijo que si creía que era estúpido, pues conocía bien su voz, y que lo estuvo llamando toda la noche. Mi tía le dijo que era su conciencia, y él salió azotando la reja y se fue.

    Al otro día cuando fui por el mandado, en la tienda me topé a las mismas señoras del día anterior, y de nuevo decían haber escuchado la carreta de la muerte rondando, una de ellas dijo que la havia visto dirigirse a la casa del huerto, a lo que otra de ellas contestó que por nada del mundo te debes asomar cuando ande la carreta vagando, pues te podía confundir con la persona que ella anda buscando y que cuando se da cuenta de que no eres esa persona, se encoleriza y te parte el pescuezo con su guadaña.

    Llegué pues a la casa más pálida que un difunto, recordando las palabras de aquella señora, de que la carreta se dirigió a la casa del huerto, a donde mi tía había enviado al Vicente, y enseguida le sumé lo que él aseguraba que le había ocurrido, eso de que tocaban a su puerta y la voz que lo llamaba.

    Entonces decidí ir a buscarlo a la casa del huerto para advertirle, me caía mal pero no era como pa’ dejar que se muriera, así que allá voy yo. Al llegar estaba tendido en la hamaca, le hablé despacito, no fuera que se enojara y me quedara yo sin decirle nada, se despertó enojado y me dijo que me largara, le dije que me escuchara, que lo que había oído esa noche había sido la muerte, y que si se le ocurría asomarse ya no iba a durar otro día pa’ contarlo, pero el soltó una carcajada y me corrió sin más ni más. Y a mí que no me quedaba de otra, no hice otra cosa que compadecerme de su suerte y rezar para que nada malo le pasara.

    Estaba yo bien dormida, cuando siento que me jalan de los cabellos, y entre grito y grito reconozco la voz del Vicente, que me decía que no volviera a molestarlo por las noches, que no iba creer semejantes cuentos, mi tía como pudo intentó levantarse para defenderme, pero en su intento cayó al piso, el muy cobarde salió corriendo de la casa, pensando que mi tía se había muerto, yo como pude la levanté y estuve con ella hasta que abrió los ojos, me aseguro que se sentía bien.

    Así pasaron otros dos días sin que ese perro nos molestara, pero una tarde volvió con un genio de los mil demonios, alegando lo mismo, alegando que una de las dos había estado llamando a la puerta toda la noche, y mi tía ya muy seria le dijo que no podía ser otra cosa mas que las respuestas a sus malas acciones, y desesperado grito que no iba creer esas cosas de que fue el diablo a la muerte a llamarlo a la puerta, mi tía le rogó que por nada del mundo fuera a abrir la puerta, que ni siquiera se asomara a la ventana, pero él, más necio que una mula, le advirtió que si volvíamos a estarlo llamando no sabría cómo reaccionar.

    No pudimos hacer nada por detenerlo y lo dejamos ir, sólo nos quedaba esperar y que el tiempo lo dijera todo.

    Esa noche un grito horrible rompió el silencio de la noria, los perros aullaban, y el viento azotaba puertas y ventanas, hacía que a uno se le pusieran los pelos de punta.

    Todo el pueblo se despertó ante aquel desgarrador grito que provenía de la huerta, mi tía alarmada me pidió que fuera por un vecino para que fuera a ver al Vicente.

    Así que le llamé y él junto con otros hombres emprendieron el rumbo hacia la casa de la huerta, a los pocos minutos volvieron cabizbajos, yo presentía que algo malo había pasado.

    Dicen que lo encontraron en el portal de la puerta, con el cuello partido en dos y con una mueca de terror en los ojos. Yo y mi tía sabíamos qué había ocurrido y no nos quedó otra que rogar por el alma de Vicente, para que descansara y no anduviera apareciéndose como espanto por la horrible muerte que había sufrido.

    Dicen que cada vez que alguien va a morir en la noria, los galopes de caballo se escuchan junto con el rechinar de llantas de una vieja carreta, y que desde el huerto se escucha un grito que horroriza a los pobladores, que se aseguran que nadie abra las puertas, ni las ventanas. Es el alma atormentada de Vicente que con terror se topa cara a cara con la muerte”

  5. natsuki...gamer!!!! 31 octubre 2007 at 10:54 PM -

    hey!!! esta epoca es de lo mejor, la verdad que..es una de mis fechas favoritas del año (esta y pues..diciembre claro) todo ese misterio que se encierra al rededor de la muerte, el incienso, vaya, esos olores… woooo!!! RY no se como lo festejen haya (por lo que veo..tipo americano) pero… en serio..te invito a que veas un poco de las tradiciones mexicanas (las ofrendas, 1 y 2 de nov. ya sabes… ) para que te empapes un poquito de esta tradicion.
    Cuidense mucho..y pues… happy halloween o dia de muertos…de acuerdo a lo que festejen..que aqui en Mexico nos caracterizamos por esa pluriculturalidad no??? c
    atte: natsu!!!

  6. psp2007 1 noviembre 2007 at 10:22 PM -

    RE: m…
    Yo estoy en Honduras y el Halloween no lo celebran mucho…que lastima

    RE: natsuki…gamer!!!!
    Nop, Jeje, aqui si hacen el Dia de Muertos, El 1ero Dia de todos los santos y mañana Dia de los muertos, EL halloween lo celebra poca gente pero al estilo americano, Decoran las casas, Se disfrazan y van a las fiestas , el Dia de los muertos, Primero el 1ero se les ofrenda a los Niños muertos y el 2 De noviembre a “los demas muertos”.

    Salu2

  7. psp2007 LT 2 noviembre 2007 at 10:09 AM -

    aqui en me xico se celebra todo esto por una mezcla de costumbres sajonas y costumbres europeas con costumbres indijenas de mexico!!! y tod esto nos da un dia de mueros super variado y con tintes de mil colores… asi que no hay que decirle que no… todas las cultuas se han fucionado y creado una sola y unica en mexico…. pero eso si no se olvide poner la ofrenda con su vaso de agua su sal su tequila y su cerveza con su caminito de flores de cempazuchil ( si es ta mal escrito porfavor corriganme) nube de cielo pan de muerto calaberitas de dulce de chocolate de amaranto … en fin es una fieta que recuerda la muerte de nuetros seres queridos , la creencia es que ellos vienen a visitarnos y “comen y beben” lo que les hemos preparado!!! y tampoco nos podemos negar el halloween el cual nos divierte y es pretexto para fiesta!!!! SALUDOS

  8. natsuki...gamer!!!! 2 noviembre 2007 at 4:44 PM -

    hey…grax por el dato RY… hoy voy a ir a ver las ofrendas al zocalo y al claustro de sor juana (una escuela que esta en el centro de la ciudad..por ahí mismo) y sacare muuuchas fotos…las cuales me gustaria compartir con uds. oki??? ademas de las fotos de la EGS claro
    so… nos vemos pronto!!!!
    salu2
    atte: natsu

  9. psp2007 2 noviembre 2007 at 8:20 PM -

    bueno natsu, nos envias las fotos y las posteamos. Salu2

  10. psp2007 2 noviembre 2007 at 10:13 PM -

    Natsu te agregue a mi Hotmail, Me das el Add?

  11. psp2007karloz 2 noviembre 2007 at 11:28 PM -

    Happy Birthday to you, Happy Birthday to you querido RY Happy Birthday to you los cumplio este 1 de noviembre auque esta atrasado la intencion es lo que cuenta no bueno ya eres un año mas viejo asi qeu ahora adquieres muchas ventajas y responsabilidades en tu vida bueno me despido sale bay

    😉 🙂 😀

  12. psp2007 3 noviembre 2007 at 12:01 AM -

    jeje, gracias!!!

  13. natsuki...gamer!!!! 3 noviembre 2007 at 8:40 PM -

    hey RY… felicidadeees!!! lo que es no observar bien verdad???
    1.- grax karlos por recordarnos el cumple de ry
    2.- Ry..sorry por la tardanza y lo inesperado pero…congratulatioonsss!!!!!!

    salu2
    nos seguimos viendo!!!!
    atte: natsu!!!!

  14. psp2007 3 noviembre 2007 at 11:21 PM -

    Ok, gracias

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.