Cuando un experimento sale demasiado bien, Ludos Legio cumple cuatro años